Así  sea  sólo una vez por semana ( ojalá fuera cada día) procure poner en  práctica  UNA  virtud  o  UNO  de  los  llamados  valores humanos. Intente  perdonar,  o  ser  agradecido,  tal vez: ser generoso, o amable y cordial;  intente  ayudar  o  ser solidario; ofrezca y comparta un beso o un abrazo,  comparta  un  poco más con sus seres queridos, acérquese a una persona que  necesite  consuelo  o  apoyo, etc. Póngaselo como área cada semana y…por qué no cada día.

 pensamiento-de-felicidad-portada

 

 Puede  romper  las  agujas  del reloj, pero no puede detener el tiempo. El  tiempo que perdió en tonterías, ya se quedó perdido, pero no se ha perdido

 la  esperanza  de  iniciar,  mañana,  un  “nuevo  ciclo” con propósitos de  renovación  personal. Su vida avanzará al ritmo constante del tiempo; pero  los  buenos  o  malos  resultados  de  sus  vivencias dependerán de usted.

 Propóngase  metas  objetivas  y nobles a partir de HOY y decida aprovechar  cada día, para que los      marque con el símbolo de su excelencia.             

 pensamiento-de-felicidad-pensamientos

 

 Sus  pensamientos de felicidad son factores positivos de su bienestar y de  la  alegría  que irradie a favor de sus relacionados. Viva alegre para que  estimule su optimismo y para que afirme su entusiasmo de vivir, convivir y  superarse.  Sienta  la  alegría  agradecida  de  gozar de su vida y de sus  dones.  La sana alegría atrae salud, la salud es equilibrio interno.

 

Cuide  de  su  salud  física y mental y de su vida espiritual, pues es certero el  proverbio  chino: “Nada sienta mejor a tu cuerpo que el crecimiento de espíritu”.